Situación actual

Datos puntuales

Descripción

Distribución

En toda América

Celo Y Reproducción

Sus nombres

Sus presas

Yaguaretés Negros

Fotos

Agregar Red Yaguareté
 a tus Favoritos


Datos puntuales del Yaguareté


Ubicación taxonómica

Clase: Mamalia
Subclase: Theria
Infraclase: Eutheria
Orden: Carnívora
Superfamilia: Feloideae
Familia: Felidae
Género: Panthera (según algunos autores, también Leo o Felis).
Especie: Panthera Onca

Subespecies:   

Panthera Onca Palustris (la que vive en Argentina)
Panthera Onca Onca
Panthera Onca Peruvianus
Panthera Onca Centralis
Panthera Onca Goldmani
Panthera Onca Hernandesii
Panthera Onca Veracrusis
Panthera Onca Arizonensis

Dimensiones:   

Longitud de cuerpo y cabeza: entre 150 y 180 centímetros.
Longitud de la cola: entre 70 y 90 centímetros.
Altura: 80 centímetros.

Peso:   

Desde 55 hasta 130 kilos, según la subespecie (la Palustris es en general la más grande) y el sexo (los machos son más grandes que las hembras).

El Jaguar es el mayor felino de América, pero hay algunas subespecies de Puma que son de mayor tamaño que algunas subespecies de Jaguar.

 

 

Clase: Mamíferos (Mamalia)

Los mamíferos evolucionaron a partir de un grupo de terápsidos (reptiles mamiferoides) a comienzos del período Triásico, hace alrededor de 200 millones de años. Los que sobrevivieron a la grave extinción de animales terrestres de las postrimerías del Cretácico, hace 70 millones de años, no alcanzaban los 8 kilos de peso. Fueron varias las líneas de mamíferos que permanecieron tras la desaparición de los dinosaurios, y durante el Cenozoico -hace algo más de 50 millones de años- se diversificaron ampliamente, en gran número de especies que colonizaron diversas regiones de la tierra.

La palabra mamífero deriva del latín MAMMA (Pezón) y FERRE (llevar). La alimentación de las crías por medio de leche segregada por glándulas mamarias pares –da cantidad y disposición muy variables- , que no son más que glándulas sudoríparas modificadas y estimuladas por acción tanto mecánica como hormonal, es una característica que no comparten con ninguna otra clase de animales.

El cuerpo de los mamíferos está cubierto de pelos, formaciones tegumentarias que colaboran con la regulación de la temperatura corporal. En la piel existe una serie de glándulas sudoríparas y cebáceas, cuya función es mantenerla en buenas condiciones y eliminar algunos productos de desecho mediante el sudor. Este, además de funcionar como elemento depurador, permite también regular la temperatura del cuerpo por el enfriamiento superficial que produce al evaporarse. La piel origina, además de los pelos, otras formaciones muy características como las uñas, garras o pezuñas, algunos cuernos y callosidades de los pies de muchos mamífero.

Es característica de los mamíferos la heterodoncia: poseen una dentición diferenciada que contrasta con la de otros vertebrados entre los que predomina la homodoncia (las piezas dentarias tienen similitud morfológica).

Los dientes, de acuerdo con el tipo de alimentación, son peculiares de cada grupo y permiten establecer las fórmulas dentarias –número de incisivos, caninos, premolares y molares que soportan las mandíbulas- que tienen utilidad en la clasificación taxonómica de los mamíferos.

La respiración se realiza sólo por los pulmones, muy perfeccionados por la presencia de alvéolos. La laringe presenta cuatro cuerdas vocales.

El corazón, al igual que el de las aves, presenta cuatro cámaras –dos aurículas y dos ventrículos- pero en los mamíferos solo persisten el arco aórtico izquierdo. Los riñones son pares, muy evolucionados y de posición posterior en el cuerpo. Filtran los desechos del metabolismo que transporta la sangre y eliminan urea al exterior.

En el encéfalo adquiere gran desarrollo el neocórtex –ubicado en la superficie de los hemisferios cerebrales-, que en la mayoría de los mamíferos se pliega en una serie de circunvoluciones. Este notable aumento de la superficie cerebral, que culmina en el hombre, está en estrecha relación con la capacidad de almacenar e interconectar información recibida del medio por los sentidos.

La forma y la disposición del aparato genital son variables. Los sexos están siempre separados y es frecuente la aparición de marcadas diferencias morfológicas entre macho y hembra. La fecundación es siempre interna; los machos tienen un órgano copulador o pene, y en el útero de la hembra –que puede adoptar distintas formas según las especies- se desarrollan el o los embriones hasta el alumbramiento, excepto en los monotremas (el ornitorrinco y el equidna australianos) y en los marsupiales (comadrejas del nuevo mundo y canguros) cuyos embriones terminan de madurar fuera del útero.

Las actividades reproductivas -y las fisiológicas en general- están activadas por productos químicos complejos que generan un equipo de glándulas especiales de secreción interna. Esto productos –las hormonas- actúan en complejos circuitos: junto con el sistema nervioso y en interacción con él constituyen un mecanismo muy fino y elaborado de control y regulación que asegura la estabilidad del medio interno.

Bibliografía consultada: 1

 

Esta sección puede cambiar o completarse en cualquier momento, debido a que nos gusta revisarla constantemente frente a la aparición de nueva información y datos acerca del Jaguar.

 

Recomendar esta página a un conocido

Imprima esta página.
Imprimir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Principal | Quienes Somos
Regiones tigreras: Las Yungas | Selva Misionera | Región Chaqueña
Biología del Yaguareté | Reportes Tigreros | Encuentros hombre-yaguar
Relatos Imperdibles | Galería de fotografías | Libros | Folletos | Afiches | Banners
Cacería y comercio ilegal | PReMYCA | Denuncias | Campañas | Voluntarios
Noticias Tigreras | Prensa | Políticas de privacidad | Red Yaguareté

¡ASOCIATE AHORA!

 

Buscando una Estrategia Nacional de Conservación del Yaguareté

Buscar en nuestra web   powered by FreeFind

Red Yaguareté
Fundación sin fines de lucro
Buenos Aires - Salta - Resistencia - Puerto Iguazú
Argentina