Expedición La Fidelidad

Creando un Parque Nacional Entre Todos

La Expedición La Fidelidad nace desde la pasión y compromiso de los Tigreros de la Red Yaguareté para salvar a los últimos ejemplares de este magnífico felino que habitan la región chaqueña Argentina. La Fidelidad es seguramente su última gran oportunidad, y convertirla en Parque Nacional es primordial.

Así fue como en el mes de junio de 2011 hicimos la primer expedición por sus alrededores y en septiembre del mismo año hicimos lo que llamamos el “Abrazo a La Fidelidad“, ya que en una misma expedición, dos equipos la rodearon por completo, por tierra y por agua, durante 7 días, sin comunicación ni apoyo externo.

En 2012 el gobierno de la provincia de Chaco hizo una convocatoria a efectuar inventarios e investigaciones dentro del gigantesco predio que se convertirá en Parque Nacional (130.000 hectáreas), y como no podía ser de otra forma, desde la Red Yaguareté fuimos los primeros en decir PRESENTE.

Tomando como base las tres expediciones anteriores realizadas por nuestra cuenta, programamos una aventura más grande aún y prolongada en el tiempo, pero con el mismo objetivo: sumar para la creación de la mayor área protegida del norte de Argentina y seguramente, la última gran oportunidad para los Yaguaretés Chaqueños.

Así, movimos cielo y tierra para conseguir todo lo necesario para buscar al Yaguareté mediante relevamientos de distinta índole; con voluntarios particulartes, ONGs amigas y aportes personales y de nuestros socios de todo el mundo, nos largamos al Impenetrable en busca de los últimos Yaguaretés de la región Chaqueña Argentina.

¿Porqué el foco en el Yaguareté? Porque es la especie más emblemática y se encuentra en Peligro Crítico de Extinción, esto significa que de no llevarse a cabo acciones concretas, los últimos ejemplares de la región Chaqueña Argentina pueden desaparecer en el corto plazo. Una acción fundamental es la creación de áreas protegidas en zonas clave, que permitan que las poblaciones se recuperen a salvo de los cazadores furtivos. Y La Fidelidad brinda la oportunidad de convertirse en ese santuario.

Somos un grupo de personas “comunes” que ha decidido preservar La Fidelidad, nos interesa el Tigre Criollo y todo lo demás también. Sabemos que esta es una oportunidad única, si se nos escapa, este tesoro puede desaparecer de la noche a la mañana bajo las topadoras, y si logramos salvarlo, será una fuente perpetua de vida que apuntalará la conservación del majestuoso y legendario Bosque Impenetrable, con todas sus maravillosas formas de vida, personas, animales, plantas…