Inicio » Últimas Noticias » Uso estacional del piso superior de las selvas de montaña del norte de Argentina por el Yaguareté.

Uso estacional del piso superior de las selvas de montaña del norte de Argentina por el Yaguareté.

Artículo publicado en la revista especializada Cat News.

Lodeiro Ocampo, N.; Nigro, N. A. & Falke, F. 2016. Seasonal use of the upper montane forests by the jaguar in northern Argentina. Short Communication. CATnews 63: 4-5. Cat Specialist Group, SSC/IUCN.

Utilizando cámaras trampa entre diciembre  2011 y marzo 2013 en un área de bosque montano en límite con pastizales de altura y a una altitud de 2.300 msnm, investigamos el uso del piso superior de las selvas de yungas de Argentina por los yaguaretés. Confirmamos que la especie está presente y utiliza áreas por encima de los 2.300 msnm a lo largo de todo el año, pero con una marcada diferencia entre las estaciones.

El yaguareté o jaguar Panthera onca aún sobrevive en Argentina en tres áreas distintas: selvas de montaña, llamadas Yungas (120-150 individuos), bosques secos del Gran Chaco (20-30 individuos) y selva Paranaense o Atlántica Interior (50-70 individuos). Se estima que sus poblaciones totales en el país se componen de menos de 250 individuos (Lodeiro Ocampo 2015). Desde 2006 hemos estado monitoreando la presencia de yaguareté en distintas áreas de las Yungas, en la provincia de Salta, utilizando cámaras trampa. En este informe reportamos registros de la especie en áreas boscosas por encima de los 2.300 msnm.

Perovic (1993) señala que el yaguareté “es usualmente difícil de hallar por encima de los 1800-2000 msnm”. También menciona que la mayoría de los eventos de predación sobre ganado doméstico en el área conocida como Las Escaleras (provincia de Jujuy) ocurrieron durante la temporada seca (mediados de Mayo a fines de Octubre) en los pastizales de altura y bosques mixtos, aunque no especifica acerca de la presencia estacional del yaguareté en las zonas altas. Varios autores también reportan presencia de jaguar en áreas elevadas aunque sin brindar mayores detalles (Guggisberg 1975, Nowell & Jackson 1996, Perovic & Herrán 1998, Brown & Lopez Gonzalez 2000). Los límites de distribución altitudinales de esta especie no se encuentran claramente establecidos, especialmente en regiones en el sur de su rango de distribución, y su ecología en ecosistemas de montaña no ha sido aún descrita (OrtegaHuerta & Medley 1999).

Las selvas de Yungas se caracterizan por una alta nubosidad y precipitaciones variables estacionalmente, lo que determina cuatro estratos bien diferenciados: Selva Pedemontana (400-700 msnm), Selva Montana (700-1,500 msnm), Bosque Montano (1,500-3,000 msnm) y Pastizales de Altura o de Neblina (encima de los 3,000 msnm aunque existen formaciones de este tipo en zonas más bajas). Las diferencias en temperatura y condiciones climáticas entre invierno y verano en la zona borde de Bosque Montano y Pastizales de Altura son pronunciadas en junio y julio cuando comienzan las nevadas.

Dos estaciones fueron equipadas con cámaras trampa entre diciembre 2011 y marzo 2013 en un área de Bosque Montano lindante con Pastizales de Altura, en la provincia de Salta, Argentina (22°17’44.44″S / 64°46’8.06″W). Las cámaras fueron colocadas a una altitud de 2.355 y 2.490 msnm, respectivamente, a una distancia entre sí y en línea recta de 1.942 metros una de otra en un sendero natural que atraviesa el monte y es utilizado por ganado doméstico, fauna silvestre y personas que caminan entre poblados de la región. Funcionaron en forma continua (noche y día) durante el período de estudio, incluído en invierno (895 días entre ambas estaciones). Las baterías fueron reemplazadas cada 33 días promedio. Dos nevadas ocurrieron en el área de la estación de mayor altitud.

La presencia de yaguareté fue registrada en 22 oportunidades durante el período de estudio. Se identificaron al menos cuatro individuos, dos machos y dos hembras, además de otros dos que no pudieron ser identificados debido a la calidad de las imágenes.

Un macho fue registrado en pleno invierno, en julio, unos pocos días de la primer nevada. Todos los demás registros ocurrieron entre los meses de noviembre y abril (verano – otoño).

Tres de los cuatro yaguaretés identificados fueron fotografiados en ambas estaciones, evidenciándose su utilización del sendero para transitar por el área, mientras que el ejemplar restante fue registrado únicamente en una estación.

Este estudio abarcó dos veranos y aunque cuatro individuos fueron registrados, solo dos fueron registrados en cada uno de los veranos, sin que se hayan producido registros de un mismo ejemplar en ambos veranos: dos hembras en el verano 2011-2012 y dos machos en el verano 2012-2013.

Estos hallazgos prueban que el yaguareté está presente y utiliza las áreas boscosas por encima de los 2.300 msnm a lo largo de todo el año. Los registros son más frecuentes en las estaciones más cálidas y lluviosas, menos en la primavera cuando el clima es cálido pero seco, e incluso menos frecuente en invierno, con sólo un registro.

Vale la pena mencionar que durante el invierno el área bajo observación así como las áreas circundantes son utilizadas intensivamente por el ganado y por las personas que cuidan al ganado (Falke & Lodeiro Ocampo 2008). Durante el verano, ni el ganado ni los seres humanos están presentes en la zona o en el sur, excepto en raras ocasiones. La mayoría de los animales se localizan al norte del sitio de estudio durante esa estación. Esto podría afectar los movimientos del yaguareté, especialmente debido a la conexión con la región al sur, donde el hábitat es ininterrumpido y bien conservado, con presencia confirmada de jaguares. En contraste, las zonas norte y este tienen poblaciones humanas, y la altitud aumenta hacia el oeste.

Referencias:

Brown D. E. & López González C. A. 2000. Notes on the occurrences of jaguars in Arizona and New Mexico. The Southwestern Naturalist 45, 537-546.

Falke F. & Lodeiro Ocampo N. 2008. Identificación de conflictos yaguareté-hombre en el norte de la provincia de Salta, Argentina. Reportes Tigreros. Serie Investigación 1, 1-32. Red Yaguareté, Buenos Aires.

Guggisberg C. 1975. Wild cats of the world. Tapplinger Press. New York, US. 328 pp.

Lodeiro Ocampo, N. 2015. Programa de Monitoreo Poblacional del Yaguareté en la Argentina, estado de situación. Fundación Red Yaguareté, Unpublished report.

Nowell K. & Jackson P. 1996. Wild Cats. International Union for Conservation of Nature and Natural Resources, Gland, Switzerland.

Ortega-Huerta M & Medley K. 1999. Landscape analysis of jaguar (Panthera onca) habitat using sighting records in the Sierra de Tamaulipas, Mexico. Environmental Conservation 26, 257-269.

Paviolo A., De Angelo C. D., Di Blanco Y. E. & Di Bitetti M. S.. 2008. Jaguar Panthera onca population decline in the upper Paraná Atlantic forest of Argentina and Brazil. Oryx 42, 554-561.

Perovic P. 1993 Conservación del jaguar. Fundación para la Conservación de las Especies y el Medio Ambiente (FUCEMA). 13 pp.

Perovic P. G. & Herrán M.. 1998. Distribución del Jaguar Panthera onca en las provincias de Jujuy y Salta, noroeste de Argentina. Mastozoología Neotropical 5, 47-52.

 

2017-09-09T20:08:54+00:00 noviembre 20, 2016|