El Hombre en las Yungas,
las selvas de montaña

   Firmá nuestro Libro de visitas  <-- Click acá

Salta y Jujuy

  Res. de Biósfera
Fotos
del desmonte
del Gasoducto

de la Selva

Satelitales

Pastizales de
        altura

Campañas
- Explosión del Gasoducto Norandino
Red Yaguareté a
tus Favoritos

Red Yaguareté como
página de Inicio


  1. Azúcar

  2. Banana

  3. Citrus

  4. Hortalizas

 Áreas protegidas

  • Contexto biogeográfico

  • Descripción de problemas de conservación y manejo comunes a las áreas protegidas nacionales.

  1. Furtivismo

  2. Ganado Intruso

  3. Falta de información básica

 



Las Yungas en su conjunto, incluidos el sur de Salta y Tucumán, producen el  99,1%  del azúcar que se consume en Argentina.

   Antes de intentar establecer una cronología sintética del desarrollo humano en esta región, conviene señalar algo que es de vital importancia: lo que podría denominarse "servicios aportados por el  ecosistema". En efecto, el grueso de la economía de la región norte de las Provincias de Salta y Jujuy (Ramal y Valle del Zenta), de carácter eminentemente agropecuario y extractivo, está sustentada en los dos recursos naturales básicos provistos por las Selvas nubladas: el agua y el suelo, y por un tercer recurso estrechamente interrelacionado con los primeros: el forestal.

 

El agua

   Este elemento, clave para el desarrollo de la agricultura en la zona pedemontana, es provista por las lluvias, a través de los ríos y arroyos que descienden de las partes altas, y que aún en la estación seca posibilitan el riego. Esta característica es posible gracias a que el agua de las lluvias estivales es retenida por la cubierta vegetal y el suelo, los que en conjunto se comportan como una esponja que drena lentamente su contenido almacenado a lo largo del año.

   Un ejemplo muy claro de esta situación en la zona es el hecho de que la mayor empresa azucarera del país (Ingenio Ledesma) donó al Estado Nacional las tierras de su propiedad que cubrían las cabeceras de cuencas de los ríos que riegan sus campos; es así que nace el Parque Nacional Calilegua, asegurándose la empresa la provisión de agua a perpetuidad.

Sin la cubierta forestal la lluvia degrada y arrastra el suelo y el efecto "esponja" es nulo, produciéndose además avalanchas de materia orgánica y sedimentos, con sus consiguientes peligros, como las avalanchas de lodo ocurridas sobre la Ruta Nacional 34, aguas abajo de la Quebrada de Galarza, Tartagal, 1997.

   La caña de azúcar, originaria de países más húmedos, necesita al menos 1800 mm por año para su crecimiento. Puesto que las precipitaciones en la zona no alcanzan a cubrir estos requerimientos, el déficit es cubierto con el agua que drena desde las cabeceras de las cuencas.

   El aprovechamiento del recurso agua se repite a lo largo de todas las Yungas, lo que se puede reflejar en los datos de algunas tomas de riego importantes:

·      Toma sobre el Río Zenta, Vado Hondo, Ing. Tabacal:....................6 m3 /seg

·      Toma Río Pescado, Ing. Tabacal..............................................11 m3 /seg

·      Toma B Río Colorado, Productores Colonia Sta. Rosa.............…....3,4 m3 /seg

·      Toma Río Piedras, Finca Urundel........................................…....0,5 m3 /seg

 

   Como dato comparativo se puede comentar que por ej. el Río Bermejo tiene en la localidad de Alarache un caudal medio anual de 19 m3 /seg.

   Por otra parte, con una toma de 1 m3/seg un agricultor puede regar una superficie de 2600 ha durante un mes con una cantidad de agua equivalente a la aportada por una precipitación de 100 mm en ese mismo período.

Volver a Arriba

 

El suelo

   Las principales causas del asentamiento humano y desarrollo de actividades económicas intensivas en las áreas de Selvas Pedemontanas se debió a la fertilidad de los suelos, ricos en materia orgánica. Con la remoción de la cubierta vegetal original y el manejo inadecuado de las técnicas de explotación, este suelo se empobreció rápidamente por erosión  y el déficit de nutrientes trajo aparejado la disminución de la productividad y la aparición de varios tipos de plaga y enfermedades, algunas de gran impacto sobre la salud humana.

   Como dato ilustrativo los cultivos de poroto en suelos pedemontanos recién desmontados dan 1200 kg./ha durante los dos primeros años mientras que descienden a 600 kg./ha en el tercer año.

   Para contrarrestar este efecto se comenzó a aplicar indiscriminadamente fertilizantes, plaguicidas, herbicidas, etc., cuyos efectos contaminantes y residuales son ampliamente conocidos y cuyas  consecuencias para la salud y la conservación son aún poco claras.

Volver a Arriba

 

El oxigeno

    No debe olvidarse el innegable papel de las selvas como productores de oxigeno, más en este fin de siglo en el que el empleo de combustibles fósiles ha puesto en serio peligro la estabilidad climática mundial, a través del tan nombrado "efecto invernadero".

   Son  públicas las inversiones que en los últimos años han hecho algunos países desarrollados, reacios en su mayoría a reducir sus emisiones de gases a la atmósfera,  para garantizar la conservación de importantes sectores de selva tropical en países pobres, como el caso de Bolivia.

Volver a Arriba

 

La Biodiversidad

   El 90 % de la biodiversidad mundial está en  los ambientes húmedos tropicales  y subtropicales, y esto significa un inmenso reservorio de especies y material genético de incalculable valor potencial para la Humanidad .Según el P.N.U.D., el 80% de la población humana depende del conocimiento indígena  de zonas tropicales para su salud y el 50%  depende de esos pueblos para su alimentación. En efecto, las selvas tropicales son fuente de periódicos descubrimientos de nuevas sustancias farmacológicas, nuevos vegetales alimenticios o forrajeros, nuevas fibras textiles, etc..

   Las Yungas forman parte de esa gran reserva biológica y como tal deben ser igualmente valoradas.  Basta recordar algunos ejemplos: 

·      El poroto y el tomate, originarios de las Yungas.

·      El Jaborandí (planta amazónica) ha sido la fuente de la Pilocarpina (Laboratorios Merck), uno de los medicamentos más efectivos contra el glaucoma.

·      El Curare (Amazonas) ha dado origen a la Tubocuranina, de extendido uso en cirugía.

·      La Rosy Periwinkle (Madagascar) es el vegetal que dio origen a la Vinplastina, medicamento patentado por Eli-Lilly & Co. y el más efectivo en la lucha contra la Leucemia Infantil y el Mal de Hodkings, generando más de cien millones de dólares anuales de ganancias a la empresa.

·      La Uña de Gato (Uncaria tomentosa), una enredadera de las selvas de montaña sudamericanas, conocida desde muy antiguo por los indígenas y que se comercializa actualmente como reconstituyente celular y reforzadora del sistema inmunológico.

   También es importante la gran cantidad de cultígenos que se conservan en las Yungas, como algunas variedades de papa, maíz, etc.

Volver a Arriba

 

Actividades económicas

   En lo que se refiere al uso de los recursos naturales por parte de la población, conviene distinguir al menos dos etapas:

   a) Desde los primeros asentamientos humanos (2000 A.C., Ventura, 1991) hasta principios del siglo XX. En este período la población aprovecha los ambientes naturales para una economía de subsistencia, de escala familiar o a lo sumo comunitaria. El rasgo distintivo es la pequeña superficie destinada a la agricultura, tanto en las áreas altas (pastizal y bosque) como en las bajas (selva).

   Los cultivos más desarrollados fueron la papa, el maíz, la mandioca, la quinoa y posteriormente frutales aportados por los conquistadores. La ganadería se practicó en los primeros tiempos con camélidos (llama y vicuña) pero con la llegada de los españoles fueron introducidas vacas, cabras, ovejas y caballos; el modo de producción es extensivo y de remonte.

   El bosque es usado como fuente de leña para la combustión, madera para necesidades habitacionales y domésticas, alimento y medicinas.

   En las concentraciones urbanas del área pedemontana (Orán, Ledesma, etc.) la selva comienza a ser remplazada por áreas de cultivo dedicadas a frutas y hortalizas, para abastecer las necesidades locales.

   En estos primeros tiempos la actividad agrícola se caracterizaba por la diversidad de la producción (a título de ejemplo podemos citar a Emilio Schleh, quien en 1913 detallaba los cultivos de yerba, té, chirimoyas, mangos, café, etc., que salpicaban los alrededores de Orán).

   b) La situación cambia notablemente a partir de la primera década del presente siglo, cuando debido a la puesta en marcha de una economía de escala, con características comerciales e industriales, se empieza a reemplazar vastos sectores de la selva pedemontana por importantes plantaciones de caña, frutas y hortalizas; al respecto se estima que al menos un 67% de la superficie original de la selva pedemontana ha desaparecido y que el resto ha sido modificado, sobre todo por la tala selectiva.

   El panorama actual, a diferencia del modelo anterior, muestra un ambiente dominado por monocultivos intensivos (1996: 21.700 ha de caña de azúcar, 10.000 ha de citrus y 4600 ha de banana,  en la Provincia de Salta). Se puede estimar que el actual modelo agrícola se desarrolló a partir de la inauguración del tendido del ferrocarril a Pocitos en 1909 y  de la fundación de los Ingenio San Martín del Tabacal en 1918 y Ledesma; la actividad agrícola en Colonia Santa Rosa se inicia en 1937, con el loteo de parte de una propiedad de la familia Manero. Hoy en día existen 11.945 has. sembradas en el mencionado municipio.

   Este tipo de modelo agrícola  nos muestra una situación en la que grandes superficies que  podrían dedicarse a satisfacer las necesidades alimenticias de las áreas más pobres de la región son destinadas a cultivos  industriales y para la exportación  (azúcar, papel, citrus y jugos)

Volver a Arriba

 

Propiedad de la tierra

    La situación de la propiedad de la tierra presenta, observando a escala general, una concentración de los dominios en zonas bajas y altas en muy pocas manos,  notándose en los últimos tiempos algunas fragmentaciones de grandes propiedades en la zona pedemontana.

   La mayor parte de la superficie es propiedad de importantes grupos económicos, en algunos casos multinacionales y en otros constituidos por capitales nacionales y provinciales  en forma de sociedades anónimas o  bajo el dominio de familias  representantes del capital agroindustrial del noroeste (ingenios, aserraderos, productores de fruta y hortaliza, etc.).

   La población nativa ha luchado por algunos sectores de la región desde la década del 40, sobre todo  los aborígenes Kollas de las Fincas San Andrés (129.000 has.) y Santiago (125.000 has.), las que en los años treinta fueron adquiridas en subastas públicas por las familias Patrón Costas y Manero, dueñas del Ingenio Tabacal, desconociendo completamente los derechos de posesión esgrimidos por sus  pobladores.

   La Finca Santa Victoria (220.000 has.), que abarca una gran parte del departamento homónimo desde la Cordillera hasta las áreas bajas, es también objeto de litigios entre una sola familia propietaria y un gran número de comunidades que viven allí desde hace siglos.

   La situación actual es la expropiación en curso efectuada por el Estado Nacional a la familia Montenegro por la Finca Santiago (se ha pagado sólo una primera cuota de un monto de cinco millones de dólares) y un conflicto latente entre las comunidades kollas de San Andrés, el Estado Provincial y la multinacional Seabord Corporation, actual propietaria de la mayoría del paquete accionario del Ingenio Tabacal. 

Volver a Arriba

 

Agricultura

a) Azúcar

    Las Yungas en su conjunto, incluidos el sur de Salta y Tucumán, producen el  99,1%  del azúcar que se consume en Argentina (Valerdi, 1997).

    Los ingenios ubicados en el Ramal y Valle de Zenta (  Ledesma, La Mendieta, La Esperanza y Tabacal )aportan el 37% del total y sólo Ledesma se hace cargo del 20% de la producción nacional.

 En el departamento Orán (Salta) se cultivan  21.700 has.

Volver a Arriba

 

b) Banana

   El 90% de la producción nacional esta en las áreas pedemontanas entre Calilegua y Orán, y solamente el Depto. Orán, con 4600 ha. cultivadas, produce 100.000 toneladas (85% de la banana nacional). En 1994 la banana salteña significó un ingreso por exportaciones de 65 millones de dólares; en el presente la actividad se ha deprimido mucho por la apertura a  la importación de bananas ecuatorianas y brasileñas, que llegan a precios muy bajos debido a las condiciones de explotación a la que son sometidos los trabajadores en esos países.

Volver a Arriba

 

c) Citrus

   En la provincia de Salta se cultivan  4800 ha. de pomelo (113.000 ton.), 4.150 de naranja (60.000 ton.), 650 de mandarina y 435 de limón. En el departamento Orán (Salta) hay instaladas 9 plantas de empaque, distribuidas entre Colonia Santa Rosa, Orán y Pichanal.

Volver a Arriba

 

d) Hortalizas

   Algunos datos correspondientes al departamento Orán nos muestran la escasa superficie destinada a estos productos con respecto, por ejemplo, a la destinada a la caña:

a) Tomate:  2.100 has. cultivadas.

b) Pimiento: 720 has. Bajo riego y 153 en invernadero.

c) Zapallito: 650 has.

d) Berenjena: 290 has.

e) Pepino: 160 has.

   Las hortalizas, sin embargo, significaron en 1994 un volumen de 60 millones de dólares en exportaciones.

Volver a Arriba

 

Ganadería

   En las zonas de selva, bosque y praderas se practica la ganadería extensiva y de remonte, lo que en algunos lugares ha definido un carácter de transhumancia para los pobladores; éstos se trasladan acompañando al ganado (bovino y ovino) en busca de mejores pastos.

    La  ganadería  es una práctica muy difundida y así lo muestran los datos de OCLADE (1988), donde se lee que el 54 % de las familias de Iruya  y Santa Victoria tienen vacas y el 67 % ovejas.  El tamaño de un rodeo promedio según Pais, A. (1997) es de 25 cabezas por familia (Finca San Andrés). Según otros estudios, en los departamentos de Iruya y Santa Victoria (OCLADE, 1988) el tamaño promedio es de 100 ovejas y 12 bovinos.  El censo agropecuario de 1988 informa que para los departamentos Iruya, Orán y  Santa Victoria el tamaño promedio del rodeo es de 19 bovinos y 26 ovinos.

   Este sistema de cría resulta poco eficiente, en áreas como la del Municipio de Los Toldos recién a los 8 años se alcanza un novillo “terminado”. Se aplica una estrategia de aumento del número de cabezas, sin importar la calidad. La cría de ganado constituye una forma de ahorro ante emergencias y un valor social en vez de una actividad productiva. De hecho muchos propietarios de ganado residen muy lejos de los sitios donde pasta su ganado y son empleados del municipio, policía o vialidad.

   En la zona pedemontana la ganadería se practica en forma intensiva.

Volver a Arriba

 

Explotación forestal

   La otra característica de la economía de la zona, es la explotación forestal del bosque nativo, que sin excepciones se ha practicado con criterio minero o casi, es decir de agotar el "yacimiento" sin ninguna reposición de especies. Las áreas pedemontanas fueron las que primero sufrieron los embates de esta actividad y se estima que ninguna de las masas remanentes ofrecen alternativas para su explotación comercial.

   Las especies más buscadas en este piso son: Roble (Amburana cearensis), Cedro Orán (Cedrella angustifolia), Palo Blanco (Callycophyllum multiflorum), Palo Amarillo (Phyllostylon rhamnoides), Afata (Cordia trichotoma), Urundel (Astronium urundeuva), Tipa colorada (Pterogyne nitens), Cebil Moro (Anadenantera macrocarpa) etc..

   Las selvas montanas por su parte han comenzado a ser explotadas de manera intensiva al agotarse los recursos forestales de las áreas bajas; la extracción de madera en las serranías ha dado lugar a mayores impactos ambientales ocasionados por la apertura de caminos en pendientes. Las especies explotadas son, Cedro Colla (Cedrella lilloi), Quina Colorada (Miroxylon peruiferum), Nogal Criollo (Juglans australis), Pacará (Enterolobium contortisilicum), etc..

   Cabe destacar por ejemplo que entre los años 1983-1995 la Delegación Forestal de Orán, que también cubre los departamentos de Iruya y Santa Victoria, emitió guías por 77.000 m3 de cedro, equivalentes al 76% de lo producido en toda la provincia en idéntico período. La misma Dirección estima en un 50% sobre las cifras oficiales la explotación clandestina.

   En una gran parte de los permisos forestales autorizados no se respetan las reglamentaciones técnicas en cuanto a semilleros forestales y a pendientes máximas (Ley 5242, Prov. de Salta: "Los bosques con relieve escarpado, o sea de pendientes superiores al 45 % o 24º  de inclinación no podrán ser incluidos como bosques productivos y serán clasificados como bosques protectores, cuyo aprovechamiento requiere normas especiales").

   En la ciudad de Orán hay siete aserraderos en funcionamiento, con 150 empleados trabajando; además hay varias empresas dedicadas a la extracción de la madera en la selva , algunas  pertenecientes al mismo aserradero y otras independientes. La actividad utiliza unos 20.000 metros cúbicos de madera en esa ciudad, que son convertidos en aberturas (puertas y ventanas) y madera aserrada en general, con destino al mercado regional y nacional. El volumen estimado de ventas es de 5 millones de dólares anuales.

   En lo que se refiere a reforestación puede decirse que es una práctica casi inexistente en la región y todas las experiencias (que no sobrepasan en conjunto las 1000 has.) están centradas en la plantación de especies exóticas de rápido crecimiento para pulpa o para cajones (pinos, eucaliptus, grevillea, paraíso gigante, etc.) o en la toona o Cedro Australiano, también exótica, que se aprovecha como madera fina y que no presenta las dificultades de crecimiento de los Cedros nativos.

Volver a Arriba

 

Red caminera

   En el sentido norte - sur la región está atravesada, en su borde oriental, por la Ruta Nacional 34, de intenso tráfico, cuyo trazado discurre entre los grandes campos de cultivo y los escasos remanentes de Selva Pedemontana.

   La red caminera de este sector se compone, en su mayor parte, de caminos de tierra y enripiados que han  sido en sus comienzos huellas madereras o petroleras. La mayoría de estas vías se vuelven intransitables  durante el período de lluvias, ya que deben atravesar numerosos ríos y arroyos. 

  No hay rutas importantes que atraviesen la región en sentido este-oeste, vinculando los valles pedemontanos con las regiones cordillerana y puneña; sí existen, en cambio, rutas secundarias de tierra que ascienden  por las primeras estribaciones de la selva  montana y aún llegan hasta la zona  del bosque montano. Tal es el caso de la Ruta Provincial Nº 83, que vincula las localidades de Calilegua y Valle Grande (provincia de Jujuy) o de la Ruta Provincial Nº 18 (provincia de Salta), que une  Orán con Isla de Cañas.

   La población nativa suele emplear para movilizarse un complejo tejido de caminos de herradura que vinculan los distintos poblados , tanto en los ambientes de selva como en los de pastizales o cordillera.

   En septiembre de 1987 se inauguró una prolongación de la Ruta Provincial Nº 18, en el tramo Isla de Cañas – Baritú, que se conectaba con la Ruta Provincial Nº 19 ( Baritú - Los Toldos) y así se planeaba vincular la alejada población de Los Toldos con Isla de Cañas y Orán, por territorio argentino, a través de más de 200 km. de selva. La iniciativa fue un fracaso a poco de emprendida, ya que las lluvias veraniegas ocasionaron derrumbes de importantes tramos; hoy es un camino inutilizado para vehículos.

Volver a Arriba

 

Explotación petrolera y gasífera

   La región que nos ocupa está cubierta por las áreas petroleras denominadas CNO-4 (llamada también Río Colorado, de 475.000 has.) y CNO-3 (llamada también Río Pescado). El petróleo, que  ya se manifestaba históricamente en algunos lugares  surgiendo a la superficie (p.ej. Laguna La Brea, Jujuy) ha sido desde épocas muy tempranas  objeto de intensas exploraciones que prácticamente no dejaron lugares sin recorrer.

   Ya en 1915 la Quebrada de Solasuti (depto. Orán, Salta) fue objeto de exploraciones y en 1928 se inicia la perforación del pozo ubicado en el Río Pescado (depto. Orán, Salta), aguas abajo de las juntas con el río Iruya. En años posteriores  se puso en producción  el yacimiento de Caimancito. La exploración, con aperturas de picadas y tendido de líneas sismológicas ha sido incesante desde aquellos años y prácticamente no han quedado lugares sin haber sido prospectados por YPF u otras empresas privadas. 

   Los pozos actualmente en producción son los de Río Pescado (161.000 m3/día de gas y 253 m3/año de petróleo) y Caimancito (sin datos). El pozo exploratorio de Valle Morado (depto. Orán, Salta), iniciado en 1988 por la BHP Petroleum e YPF y reperforado en 1997 por  un consorcio formado por la Reef Argentina y la CGC, ha iniciado en los primeros días de noviembre del mismo año su producción de gas, estimada en 1.000.000 m3/día y se anuncia la construcción de instalaciones complementarias de compresión LPG con una capacidad de 1.200.000 m3/día  (Astra Evangelista) y transporte hacia el gasoducto troncal.

Volver a Arriba

 

Energía

   Las ciudades y pueblos a la vera de las rutas nacionales 34 y 50 tienen acceso al sistema interconectado nacional. La situación es diferente en el interior de la zona, donde la mayoría de los hogares carecen de energía eléctrica y solamente algunas localidades importantes (Los Toldos, Isla de Cañas) cuentan con generadores de energía, a explosión o hidráulico; el resto de la población hace uso de la leña como combustible para calefacción y alimentación, y de lámparas a kerosene o velas para la iluminación.

   El recurso hidráulico, ampliamente disponible en la mayor parte de la región y las microturbinas hidráulicas, que significan una generación local de energía para cubrir necesidades de pequeños y medianos grupos humanos con bajo impacto ambiental, están instaladas en sólo dos o tres localidades.

   El sol como fuente de energía es muy poco aprovechado a pesar de que en las partes altas las condiciones para su aprovechamiento son óptimas. Solo se observa la instalación de unidades colector solar-batería en centros de salud y establecimientos escolares donde se destinan a los equipos de radio y a la iluminación.

Volver a Arriba

 

Aspectos socio - económicos

   Las grandes riquezas extraídas de los recursos naturales de la selva no han sido equitativamente distribuidas, lo que se debe en parte a la concentración de las tierras  en pocas manos y a las condiciones de explotación, en algunos casos de semiesclavitud, que han sufrido y que aún soportan los pobladores de las zonas rurales, que se incorporan como mano de obra a  la actividad agrícola o maderera.

   Estas condiciones, sumadas a la inseguridad con respecto a la posesión de la tierra, la falta de apoyo financiero para los emprendimientos productivos, las muchas veces indignas condiciones de vida en lo que se refiere a salud, educación, agua potable y otros servicios han ocasionado también un fenómeno de migración  laboral (8,6 % en los Dpto. Iruya y Santa Victoria, OCLADE, 1996), que desemboca en los cordones de miseria de las grandes ciudades (Jujuy, Salta, Buenos Aires).                      

   Esta migración se inicia con la salida de uno o más miembros del grupo familiar en busca de trabajos temporarios ,en general cosechas de tabaco, caña, uva, papa, cebolla, etc., llegando inclusive hasta el Alto Valle del Río Negro y el sur de Buenos Aires. Sólo en la Finca San Andrés se estima que cerca de 100 familias están asentadas fuera de su tierra.

   En la época actual, signada por la globalización económica y la sujeción de las políticas de desarrollo nacional a los intereses financieros internacionales, la mayoría de los pobladores rurales de  la región de Yungas, sean criollos o aborígenes, organizados o no, ven muy difícil su inserción  en los mercados locales o extrarregionales, ya que sus economías están basadas en agricultura y ganadería de subsistencia con muy pocos excedentes para la venta. Además hay factores de tipo cultural en muchos de los pobladores que lo mantienen aferrados a sus modelos económicos, siendo reacios a insertarse en economías de mercado.

   Algunos organismos gubernamentales y no gubernamentales están reforzando actualmente con recursos técnicos y económicos los emprendimientos productivos de algunas poblaciones de las Yungas.

   Algunos datos de la realidad socio-económica:

Deptos. de Sta. Victoria e Iruya (OCLADE, 1996)
Analfabetismo                        47.1%  
Desnutrición 64  %  
Mortalidad infantil 7.5%  

                                    

El 38% de las familias tienen entre tres y siete hijos muertos.

El 43% de las familias reciben apoyo externo (bolsones, leche, comedores).

El 54% de los mayores de 14 años no tiene ingresos.

Volver a Arriba

                       

Áreas protegidas

Contexto biogeográfico:

   Los Parques Nacionales Baritú y Calilegua son típicamente parques de yungas o selvas de montaña, y contienen muestras representativas de la selva montana (SM) entre los 600 y los 1.500 m snm, caracterizada por presentar la máxima pluviosidad y biodiversidad de las Yungas, predominio de árboles siempre verdes y de hojas coriáceas.

   El bosque montano (BM) entre los 1.500 y los 2.400 m snm, caracterizado por especies caducifolias en su mayoría, bosques de alisos, Pino del Cerro, (Hueck, 1978), incluyendo parches aislados de bosquecillos de queñoa.

   El piso inferior de las Yungas, la selva pedemontana (SP) entre los  350 y los 900 m snm (Meyer, 1963; Brown,1995), con precipitaciones entre 600 y 1000 mm. de tipo monzonico, está representada en un reducido sector del Parque Nacional Calilegua únicamente.

   El piso mas alto de las Yungas esta ocupado por pastizales de Neblina, a partir de los 2.100 m snm, y tiene escasa representación en Calilegua y Baritú.

   Cabe acotar que los intervalos altitudinales ocupados por cada tipo de bosque van disminuyendo al aumentar la latitud (Hueck).

  Volver a Arriba

Descripción de problemas de conservación y manejo comunes a las áreas protegidas nacionales

 

  A.- Furtivismo

   Este es uno de los principales problemas de manejo de los Parques Nacionales debido a que existen poblados y localidades cercanas, exponiendo el recurso Selva a fácil explotación. Se han registrado actividades furtivas de dos tipos: caza y extracción de madera. La primera puede diferenciarse entre una cacería de subsistencia, realizada por pobladores del Parque y de zonas aledañas, y otra cacería deportiva o recreativa, de una larga y lamentable tradición en toda la región Noroeste.

Propuestas de solución:

   Se hace necesario intensificar los controles de Guardaparques, como así también realizar campañas de concientización en las localidades vecinas a los Parques.

Volver a Arriba

 

B.- Ganado intruso

   En ambos Parques Nacionales se registra ingreso de ganado. En la región del Noroeste Argentino la ganadería es de tipo extensivo y se desarrolla desde el piedemonte hasta las serranías más altas.      

   El ganado se desplaza estacionalmente, desde las regiones más altas a las más bajas en la época seca (invierno) y viceversa en la época lluviosa (verano).

Propuestas de solución:

   Proceso de concientización y notificación formal a los propietarios del ganado. Incrementar la dotación de personal de Guardaparques. Efectuar intenso control y fiscalización en las vías de acceso, arreos de ganado intruso, cobro de multas.

Volver a Arriba

 

C.- Falta de información básica

   Se refiere en particular a la falta de información logística en cuanto a sendas, picadas distancias, duración, tipo de uso y al estado de conservación general de los Parques. No incluye aspectos de relevamiento científico - técnico, sino aspectos de manejo y administración del área.

Propuestas de solución:

   Desarrollar un proyecto (planillas) de registro, archivo y transmisión de datos para ser completada por los Guardaparques en cada una de las recorridas y patrullas de control y vigilancia.

 

Volver a Arriba

 

Este informe es la continuación de:

1.- Introducción

2.- Descripción Geográfica y Biológica

 

y continúa en:

4.- Problemas de Conservación y Propuestas de solución.

 

Imprima esta página.
Imprimir página

 

Autores

Ing. Martín M. Herrán
Biol. Pablo G. Perovic
Dra. Patricia Marconi
Geol. Néstor Aguilera

Colaboradores

Dra. Sandra Caziani
Dra. Marías Fabrezi
Biol.
Norma Hilgert
Lic. Gladys Gonzo

Claudia Flores
Ernesto Echazú

 

 

 


Principal | Quienes Somos
Regiones tigreras: Las Yungas | Selva Misionera | Región Chaqueña
Biología del Yaguareté | Reportes Tigreros | Encuentros hombre-yaguar
Relatos Imperdibles | Galería de fotografías | Libros | Folletos | Afiches | Banners
Cacería y comercio ilegal | PReMYCA | Denuncias | Campañas | Voluntarios
Noticias Tigreras | Prensa | Políticas de privacidad | Red Yaguareté

¡ASOCIATE AHORA!

 

Buscando una Estrategia Nacional de Conservación del Yaguareté

Buscar en nuestra web   powered by FreeFind

Red Yaguareté
Fundación sin fines de lucro
Buenos Aires - Salta - Resistencia - Puerto Iguazú
Argentina