En el marco del Convenio para el Rescate y Conservación del Yaguareté firmado entre la Red Yaguareté y la provincia del Chaco, visitamos ambas áreas protegidas ubicadas en el legendario Impenetrable Chaqueño, el bosque más grande de la Argentina.

El objetivo fue conocer en detalle su situación actual para hacer un diagnóstico de situación y elaborar recomendaciones para valorizarlas al nivel de un Parque Nacional, mediante el desarrollo e implementación de ambos planes de gestión.

Así, durante el mes de marzo de 2019, un equipo técnico integrado por miembros de la Red Yaguareté y la Fundación Azara efectuamos un extenso diagnóstico, en colaboración con las autoridades y los guardaparques de ambas áreas protegidas.

“Históricamente los Parques Provinciales están muy lejos en su gestión de los Nacionales, pero el gobernador estuvo de acuerdo y respalda política y económicamente la propuesta de elevarlos a la máxima categoría, optimizar su gestión para equiparar las capacidades de conservación, gestión y desarrollo para llevarlos al primer nivel que se merecen. Las capacidades y compromisos humanos están presentes, ahora hay que acompañarlos con una batería de acciones y recursos indispensables para actualizar todo su potencial.”, indicó Nicolás Lodeiro Ocampo, Director Ejecutivo de la Red Yaguareté.

La provincia de Chaco -y toda esta región también- enfrenta un momento histórico: dejar que se extingan o salvar a sus últimos yaguaretés. Afortunadamente, desde el máximo nivel político, la decisión es la de ejecutar las acciones que sean necesarias para que las manchas overas perduren por siempre en el Chaco.

Es tiempo de trabajo duro y 100% comprometido. Chaco sabe que es AHORA o NUNCA.

Estas acciones se corresponden con la Estrategia Nro. I del Plan de Emergencia para la Conservación del Yaguareté en el Gran Chaco Argentino: “Consolidación de las áreas protegidas” y las siguientes “actividades requeridas”:

– Diagnóstico y /o actualización del estado de situación de las áreas protegidas.

– Implementar las áreas protegidas existentes.

– Fortalecer las áreas protegidas ya existentes (diagnóstico de situación de cada provincia): equipamiento, – planes de manejo, – guardaparques, – insumos, -personal, capacitación, etc.

– Jerarquización de la dependencia de áreas protegidas dentro las provincia de Chaco y Formosa.